Light + Building 2018: soluciones para la digitalización de la vida y el trabajo en la ciudad del future

Jueves, 28 de Septiembre de 2017 15:03 Carlos Martinez
Imprimir

smart building wLos retos actuales y futuros relacionados con el incremento de la necesidad energética y el logro de los objetivos de la protección del clima solo se pueden hacer frente con soluciones inteligentes para infraestructuras y edificios. En primer plano se encuentran la reducción de las emisiones de CO2 y el aumento de la eficiencia. La progresiva digitalización ofrece, precisamente en el sector de los edificios, condiciones excelentes para poner en práctica estos objetivos, si bien la planificación, la construcción y el uso de edificios inteligentes cambiarán radicalmente.

Para asegurar que la tecnología de un edificio inteligente funcione también en el futuro es necesario realizar una planificación prospectiva. Solo de esta manera se puede garantizar en todo momento la integración de una tecnología de edificios moderna, en cambio constante y rápido. Pero ello no es posible mediante procesos de planificación y construcción tradicionales. El modelado de información para la edificación (BIM) permite realizar una planificación orientada al futuro. Este modelado integra la arquitectura y la ingeniería, la tecnología de casas y edificios y el facility management en un modelo computarizado. El edificio completo se planifica simultáneamente con todos los sectores implicados creando un modelo digital del mismo, sobre el que se realizan simulaciones y pruebas, y en el que, en el caso dado, las correcciones se introducen directamente en el software. De este modo se evitan modificaciones costosas en la obra. Cuando se aplica la metodología BIM en un proyecto todos los actores integrantes en la planificación y construcción del mismo tienen que colaborar estrechamente en su desarrollo. Además, es necesario, también, que todos los participantes en el proceso de construcción trabajen con herramientas 3D CAD compatibles con BIM. A continuación, toda la información se centraliza en un banco de datos. Este procedimiento permite minimizar desde una fase muy temprana errores costosos en la realización de un proyecto.

Además del BIM existe todavía otro tema, que no afecta únicamente al sector, sino a toda la sociedad: el número de personas que migran a las ciudades es cada vez mayor. Esta tendencia obliga a los municipios a obtener grandes ahorros energéticos a pesar de disponer de escasos presupuestos, sin reducir las prestaciones. La Smart City – la ciudad conectada e inteligente – supone una solución para los problemas de la urbanización. Con la aplicación de tecnologías digitales, las ciudades son cada vez más inteligentes, seguras, eficientes y sostenibles. Las infraestructuras, los edificios y los servicios se tienen que modernizar con soluciones para el Internet de las cosas. El Internet de las cosas suministra flujos de datos constantes cambiantes a gran velocidad procedentes de sensores y aparatos. La circulación de estos datos y su interoperabilidad constituyen la base para lograr una optimización de los costos. En una ciudad existen numerosos agentes generadores de datos. Entre ellos, p. ej., empresas, escuelas, museos, administraciones municipales, medios de comunicación y asociaciones. El reto consiste en generar conocimiento útil a partir de estos datos.

Las soluciones del Internet de las cosas están presentes en todos los sectores y se pueden dividir en áreas diferentes. Una de estas áreas es la conexión de los aparatos y sistemas integrados en un edificio, a partir de la cual se pueden crear una serie de medidas y sistemas de control eficaces para los propietarios, usuarios e inquilinos. Así, el Smart Home (digitalización y conexión de viviendas) y el Smart Building (automatización y control central del equipamiento técnico de edificios comerciales e industriales) son componentes importantes del Internet de las cosas. Y, para ambos sectores es válida la misma premisa: las soluciones relacionadas con la tecnología de edificios inteligentes se controlan cada vez más a través de software. Por esto también la semejanza entre las interfaces hombre-máquina para soluciones comerciales y para aplicaciones privadas es cada día mayor.

Smart Living – la digitalización y la conexión de los diferentes ámbitos de la vida – es una rueda más en el sistema de la ciudad inteligente del futuro. El marzo pasado, durante la celebración de la feria líder internacional ISH para instalaciones sanitarias, calefacción y climatización en Fráncfort del Meno, la ZVEI creó la «Iniciativa Smart Living» en cooperación con el Ministerio federal de Economía y Energía y numerosas empresas y asociaciones. El objetivo de esta plataforma independiente es convertir a Alemania en un mercado líder en el sector de las tecnologías del Smart Living. También en Light + Building 2018 el visitante encontrará numerosas soluciones relacionadas con Smart Living en los stands de los expositores. Además de las presentaciones de los expositores, la casa electrónica E-Haus (casa de 100 m² de la ZVEH) también se presentará completamente bajo este lema. El Smart Living no es solo un tema interesante para la generación joven. Precisamente ante el cambio demográfico y el incremento del número de hogares habitadas por una sola persona, este aspecto es cada vez más importante también para las personas mayores. La tecnología inteligente les permite vivir de forma independiente durante más tiempo.

Ya sea Smart Home, Smart Building, Smart Living o Smart Cities: la digitalización es un proceso permanente que modifica todos los ámbitos de la vida. Las «smart solutions» sirven para que el edificio se convierta en un componente integral del Internet de las cosas. Light + Building 2018 estará dedicada al tema «smart solutions». Los proveedores mundiales en los sectores de la iluminación, la electrotecnia y la automatización de casas y edificios presentan del 18 al 23 de marzo de 2018 en Fráncfort del Meno sus soluciones inteligentes más innovadoras para un mundo más inteligente.

Más información