Civil UAVs Initiative, proyecto de la Xunta de Galicia para plataformas no tripuladas con aplicaciones civiles en Europa.

Miércoles, 20 de Septiembre de 2017 12:48 Carlos Martinez
Imprimir

usv indra vigo no tripulada wIndra ha llevado a cabo en las proximidades de la ensenada de Rande en la Ría de Vigo una primera demostración de las capacidades del prototipo de embarcación opcionalmente tripulada que está desarrollando dentro del proyecto Civil UAVs Initiative impulsado por la Xunta de Galicia. El sistema ha sido diseñado para cubrir misiones de búsqueda y rescate; vigilancia de puertos, parques marítimos, e instalaciones marinas; control aduanero; e investigación medioambiental.

El prototipo de USV (Unmanned Surface Vehicle) es una embarcación de 7,3 metros de eslora por 2,6 de manga y propulsión waterjet que alcanza una velocidad de 35 nudos. El sistema fue operado de forma remota desde una estación de control situada en tierra, que recibió los datos recogidos por sus sensores, mientras que el avión de vigilancia marítima P2006T MRI supervisó la misión desde el aíre, enviando también imágenes.

La embarcación, que opcionalmente puede ir tripulada por hasta dos personas, incorpora una propulsión controlada con una conexión de radio en línea visual y un sistema con el que podrá desplegar de forma autónoma un robot submarino. Con el ejercicio realizado se cierra con éxito la primera fase de desarrollo del USV.

Para llevar a cabo los trabajos de esta parte del proyecto, Indra ha promovido la creación de Seadrone, una empresa de ingeniería especializada que ha fijado su sede en Vigo. También ha requerido la contratación de trabajos con una decena de empresas locales del sector, entre las que destaca Marine Instruments, y ha colaborado con la Universidad de Vigo y el Centro Tecnolóxico de Telecomunicacións de Galicia (Gradiant).

En las siguientes fases de desarrollo, Indra ampliará su colaboración a un mayor número de empresas gallegas en campos de actividad que exigirán una aportación tecnológica creciente. Algunas de estas áreas abarcan desde el diseño y fabricación de cargas de pago y la fabricación de pequeñas series de embarcaciones en distintos materiales con alto grado de calidad, hasta el desarrollo y suministro de sistemas de comunicaciones, de propulsión, electrónica naval y sistemas de automatización.

El USV de Indra es un sistema pionero adaptado a las necesidades de la Xunta de Galicia y a las particularidades de la zona marítima gallega. El proyecto contribuirá a situar a astilleros e industria auxiliar naval gallega en primera línea de este nuevo sector.

El gran número de misiones que podrá cubrir representa su mejor garantía de éxito comercial. Apoyará labores de búsqueda, rescate, y salvamento marítimo; lucha contra incendios en el mar; vigilancia, mantenimiento de puertos, instalaciones offshore y parques eólicos marinos; vigilancia aduanera, de pesquerías y protección medioambiental; investigación oceanográfica;  apoyo a las labores de acuicultura; y control del patrimonio histórico, entre otras.

Un USV polivalente con las más elevadas capacidades
En las siguientes fases de desarrollo, Indra abordará la integración del vehículo sumergible (ROV), que estará unido al USV mediante un cable umbilical que permitirá su control y la recepción de datos. También se dotará a la embarcación de una propulsión eléctrica alternativa, que le permitirá navegar a baja velocidad.

Asimismo, se integrará en el USV un sonar de  barrido lateral remolcado y un sistema de captación de video para la estimación de biomasa, búsqueda de cuerpos sumergidos, detección de derrames de hidrocarburos y detección de pecios.

Indra evaluará la posibilidad de integrar en el USV un multicóptero cautivo, que volará sobre la embarcación con un sensor óptico para ampliar su alcance visual y que podrá actuar como repetidor de comunicaciones. También se estudiará la posibilidad de dotar la embarcación con un patín para convertirla en trimarán.

El siguiente prototipo, cuya construcción comienza ahora, será una embarcación ligeramente más pesada, de mayor eslora y de menor relación eslora/manga para incrementar su estabilidad y poder instalar un cañón de agua contra incendios. Su doble sistema de propulsión le aportará mayor autonomía y capacidad para alcanzar velocidades de 45 nudos.

Las estimaciones que se manejan para el mercado global de Vehículos de Superficie no Tripulados (USV) señalan que doblará su facturación en los próximos años, pasando de los 437,57 millones de dólares registrados en 2016 en todo el mundo, a los 861,37 millones esperados para 2021.

Estas plataformas juegan un papel cada vez más importante para cubrir tareas en las que se necesita acceder a zonas peligrosas y disponer de elevadas capacidades de vigilancia, identificación e intercepción. Su elevada autonomía y el tiempo que pueden permanecer en la zona a vigilar las convierten en las soluciones más eficientes y de menor coste.

Civil UAVs Initiative
El desarrollo del USV forma parte de Civil UAVs Initiative, el proyecto de desarrollo de UAVs civiles más innovador puesto en marcha en Europa y con el que la Xunta de Galicia quiere convertir a esta Comunidad en un actor clave en el desarrollo de este tipo de tecnología. Las empresas Indra y Babcock resultaron escogidas en 2016 para liderar la primera fase de la iniciativa, dotada de una inversión total de 115 millones de euros, de la que 40 millones corresponden a fondos aportados por la Xunta y 75 millones a activos e inversión de ambas empresas. La segunda fase de la iniciativa corresponde a una Compra Innovadora de 24 millones de euros que llevará a cabo la Xunta de Galicia y que eleva la inversión total de la Civil UAVs Initiative a 150 millones de euros.
Más información